Volando hacia el lunes

 Se acabó el fin de semana. Ya es lunes una vez más. ¡Qué puedo decir de lo que siento cuando medio globo siente lo mismo! Si tuviera una máquina del tiempo… ya sabéis todos lo que haría. Pero va a ser que no. No puede ser. ¡Mira el reloj! ¡Se ha pasado el domingo corriendo y ahora bosteza!. No hay derecho. No lo hay.

  Podía ponerme a pensar en las cosas buenas que tiene un lunes… seguro que alguna hay… ¿no?… a ver… pues no… no encuentro nada. Al parecer se acaba hasta la inspiración. En cambio, expiración hay mucha después de cada resignado suspiro.

  Lo curioso es que lo que más cuesta es el arranque del lunes, con su despertar, su desayuno y los recuerdos de dos días placenteros. Sin embargo,  cuando te pones en marcha… sus duros efectos van menguando. Tienes una vida que seguir y una nueva semana comenzando. Tal vez eso es lo positivo de un lunes: es un comienzo y, los comienzos, siempre son esperanzadores.

 

Mariposa polar

Mariposa polar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s